CONSULTA  DE PSICOLOGÍA ESTEBAN

"Construyendo puentes hacia el bienestar"

Metodología

El psicólogo es un experto en evaluar, comprender y trabajar la conducta y los procesos mentales. Mediante una terapia psicológica adecuada se pueden superan los trastornos emocionales y también las dificultades en la relación con los demás, como la timidez, déficit de habilidades sociales, problemas de pareja, el autocontrol, la empatía, la autoestima, etc.

Los trastornos emocionales constituyen un importante problema de salud pública y numerosos problemas aparentemente físicos, tienen su origen en conflictos emocionales no resueltos. Pero también muchas personas sin problemas graves pueden buscar ayuda profesional para entender mejor sus comportamientos y sentimientos, para fomentar su autocrecimiento y su desarrollo personal, previniendo así también la aparición de trastornos psicológicos, mejorando su bienestar y su estado de salud y fortaleciendo las partes sanas y saludables que poseemos cada persona.

La labor del psicólogo en la terapia psicológica será guiar a la persona, para adoptar nuevos modos de pensar y afrontar la realidad que le permita el alivio y superación de la angustia, la depresión o el estrés y la mejora general en su calidad de vida, felicidad y satisfacción. Por ello, es necesario comprender, resolver, educar y prevenir problemas fomentando la responsabilidad y el conocimiento de la propia persona en el control de su salud emocional, fomentando el papel activo del paciente en su cambio durante la terapia psicológica, tanto durante el tiempo de las sesiones, como en los ejercicios o prácticas que se deban realizar entre sesiones.

La psicología se compone de múltiples marcos teóricos desde los que se realiza el abordaje de la terapia psicológica, en mi caso el modelo teórico en el que se basan mis terapias es la terapia cognitivo-conductual, la corriente más extendida en la psicología y la que presenta una mayor eficacia avalada científicamente. Los principios de la terapia cognitivo-conductual son:

  • La terapia cognitivo-conductual se centra en los síntomas presentes y en la resolución de los problemas actuales del paciente.
  • Se trabajan las creencias, conductas, emociones e interacciones sociales responsables de mantener los problemas mediante una colaboración en equipo psicólogo-paciente.
  • La terapia cognitivo-conductual ofrece un tratamiento integral de los problemas con muy buena expectativa de éxito y un tratamiento para la prevención de recaídas.