CONSULTA  DE PSICOLOGÍA ESTEBAN

"Construyendo puentes hacia el bienestar"

Mi Blog de Psicología.

La idea de la creación de este blog se debe a la importancia que doy a mantenerme actualizada en los avances que la Psicología ofrece cada día, en su busqueda por mejorar el bienestar de cada uno de nosotros y que quiero compartir de una forma fácil y accesible con vosotros.

Por eso en mi blog iré publicando diferentes entradas relacionadas con temas de actualidad tanto de Psicología general como de temas relacionados con los jóvenes y adolescentes que puedan servir de ayuda a los padres, aportando algunos consejos o pautas que puedan facilitarles la díficil tarea de educar a un hij@.

Última 5 entradas

  • ¿QUÉ PUEDO HACER COMO MADRE O PADRE PARA EVITAR EL ACOSO ESCOLAR?
  • EDUCAR EN IGUALDAD
  • ¿QUÉ TIPO DE MADRE O PADRE SOY?
  • ¿CÓMO SABER CUÁNDO ACUDIR AL PSICÓLOGO?
  • ¿CÓMO PROTEGER A MI HIJO EN LAS REDES SOCIALES?

14.04.2016

¿CÓMO SABER CUÁNDO ACUDIR AL PSICÓLOGO?

maxresdefault.jpg
Esta pregunta es muy habitual entre las personas que dudan sobre si debrían o no acudir al psicólogo. Esto es debido en parte a que se tenía la idea de que “solo van los locos” o “tampoco estoy tan mal”…, pero esa idea se ha ido dejando atrás poco a poco y la figura del psicolólogo se ha ido normalizando en la sociedad cada vez más como un especialista que puede ayudar en muchas situaciones y dificultades de la vida, además de en los casos graves de salud mental, donde existe un diagnóstico o enfermedad mental grave.

Dicho esto, ¿cuándo debo de acudir a ver a un psicólogo?, la respuesta sencilla sería cuando nos encontremos mal, pero eso nos lleva a la siguiente duda muy habitual, ¿cómo o cuánto de mal, o durante cuanto tiempo debo llevar sintiéndome mal?. Pues esas preguntas son precisamente la forma de medir el malestar que nos puede ayudar a saber cuándo deberíamos acudir. Todo el mundo tiene días malos, semanas de mayor estrés, algún problema puntual con su pareja o sus hijos, todas estas circunstancias son habituales en la vida cotidiana y no tienen que suponer un problema que no podamos resolver por nosotros mismos. Pero cuando esos días tristes, ese estrés, la ansiedad o las preocupaciones se convierten en los habitual y comienzan a interferir en nuestra vida familiar, social o laboral quizá sea hora de plantearse buscar un especialista, de la misma manera que si durante un tiempo nos duele una rodilla acudiríamos al traumatólogo.

Es importante recordar que el hecho de que nuestro estado de ánimo, nuestras preocupaciones o nuestros problemas nos impidan mantener un adecuado estado de binestar, mientras que a otras personas no les pase, no significa que tengamos un trastorno mental o que seamos más débiles, sino que es posible que no tengamos las herramientas suficientes para hacer frente a esas dificultades.

Los problemas más habituales por los que los pacientes acuden a consulta sueles ser, períodos prolongados de tristeza, no tener ganas de hacer nada, no teniendo fuerzas para levantarse de la cama, estrés habitual, estados de ansiedad, problemas para dormir, excesivas preocupaciones y/o obsesiones, problemas en las relaciones personales, miedos, dificultad para decir no, baja autoestima

Si quieres saber cuándo debe un adolescente acudir a un psicólogo consulta la siguiente entrada (¿Debo llevar a mi hij@ adolescente al psicólogo?)

Ana López Esteban.
Psicóloga y Perito forense.

Ana Lopez Psicologa - 00:47 @ Psicologia General